pixelatl
 

Noticias desde KidScreen

22-02-2020 - Staff Pixelatl

Noticias desde KidScreen

Bitácora | Reseñas |


Del 10 al 13 de febrero se realizó la edición 2020 de KidScreen, el evento de la industria del entretenimiento para niños más importante de Estados Unidos, y una vez más Pixelatl estuvo ahí.

Y como todos los años, queremos compartirles algunas notas sobre las tendencias que percibimos, así como lo que consideramos más destacado del evento y las perspectivas de la industria.


Afectaciones por la epidemia

Este año el evento fue particularmente extraño, pues a causa de la epidemia que ha surgido en China, no acudieron representantes de la industria oriental (China, Japón, Corea del Sur) y el vacío que se sentía hizo evidente la importancia que tienen a la industria en nivel global.

Esta situación ha trastocado ya a la industria, pues algunos de los procesos en el desarrollo de proyectos de las principales cadenas internacionales se interrumpieron por la situación, y actualmente están buscando contratar servicios a estudios de otros países, lo que puede significar una oportunidad para industrias emergentes como las de Latinoamérica.

No obstante, el ambiente que se respiraba era de preocupación y desconcierto, pues no está claro sabían hasta donde va a llegar el impacto en el mercado global, y qué tanto se verán afectados otros países si la epidemia se sigue extendiendo.


La ley COPPA

Otra preocupación que se hizo sentir en la industria global es la derivada de las implicaciones de la ley COPPA en Youtube, que elimina algunas funciones de la plataforma buscando proteger la privacidad de los niños, pero que ha llevado a la cancelación de contratos de publicidad afectando a toda la industria.

La ley COPPA (llamada así por sus siglas en inglés: Children’s Online Privacy Protection Act), en realidad tiene más de 20 años (se promulgó en 1998), pero debido a los escándalos (y demandas) de los últimos años que involucran a la plataforma, llegó a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos que, además de implicar un importante desembolso de dinero como multa, llevó a Youtube a desactivar su sistema de anuncios dirigidos en todos los contenidos que se consideren para niños.

Esto provocó la inmediata caída de ingresos por publicidad para muchos canales (incluyendo los de las grandes cadenas) para quienes representaba ya un importante ingreso. Pero más grave aún: trasladó la amenaza a los creadores de contenido. Es decir, a partir de ahora la demanda será para el creador, en caso de que se considere que el contenido es para niños y no lo notifique a Youtube. Obviamente muchos canales con contenido que, sin ser explícitamente para niños, tiene entre su audiencia un porcentaje importante de infantes (por ejemplo, canales donde se comentan videojuegos), no saben qué hacer al respecto.

Además, por la misma razón, se empiezan a multiplicar las demandas a otras plataformas (incluyendo aplicaciones de videojuegos) que encontraban en la publicidad su vía de monetización.

En KidScreen fue evidente que este cambio de criterios está impactando el desarrollo de la industria, y no son pocos los estudios –de animación o de videojuegos– que están cerrando por el impacto tan radical (e inmediato) en sus ingresos.


Latinos en la mira

Por otra parte, y en una nota un poco más positiva, en las reuniones sostenidas con diversos ejecutivos y productores de Estados Unidos y Europa, resulta una vez más evidente la importancia que el mercado latino tiene para la industria internacional, y el deseo de producciones que reflejen las visiones y entornos de la población latinoamericana.

Es un asunto de mercado: están a la conquista de las poblaciones latinas de sus propios países, pero también saben el gran tamaño de nuestra región. No sólo se trata de un asunto de servicios, sino sobre todo de ideas y propiedades intelectuales nuevas que resulten atractivas y significativas a nuestros mercados.

En ese sentido, recomendamos aprovechar los mercados y sus diversas convocatorias que están abiertas, pues son puertas de entrada para la industria que ahora está ávida de proyectos latinoamericanos.

Por todo lo dicho, 2020 pinta para ser un año muy peculiar para la industria. Sin duda de grandes retos, pero también de oportunidades que no dejan de aparecer en toda circunstancia.



Anterior en la bitácora Siguiente en la bitácora



Share Share Share