pixelatl
 

Nueva legislación

19-03-2020 - Staff Pixelatl

Nueva legislación

| Bitácora | Noticias |


Estos días, en la cámara de senadores de México, se aprobó una ley para que obligará a las plataformas de Video on Demand que transmiten por internet (OTTs), a que en su oferta de contenido tengan, al menos, un 30% de contenido producido en el país.

Esta legislación aplicaría para todas las plataformas, desde Netflix y Amazon Prime, hasta la próxima Disney Plus que llegará a México a finales de este año (a menos que las cosas cambien).

En realidad, se trata de una tendencia que se consolida en el mundo para promover a los creadores y producciones locales. Sin embargo, tal como fue aprobada, es posible que dicha legislación no ayude tanto a la industria de animación, sino a los consorcios televisivos que cuentan con muchas horas de contenido producido (por ejemplo, las telenovelas), que pueden ofrecer a precios muy bajos para que las plataformas cubran el requisito.

Y es que, en otros países como Francia, se acompañan este tipo de leyes con otras como la reinversión de un porcentaje de las ganancias en nuevas producciones en el país.

También hay legislaciones relevantes en Canadá o Brasil, que verdaderamente impulsaron las industrias de la animación al grado de lograr una mayor presencia de sus contenidos en las pantallas todo el mundo, pero porque antes de plantear las nuevas leyes en la materia, diseñaron toda una estrategia que permitiera efectivamente impulsar a la industria local; legislaciones que incluyen, por ejemplo, incentivos económicos de producción que benefician a las mismas plataformas que las producen, siempre que estén coproduciendo con estudios emergentes locales, para verdaderamente impulsar nuevas producciones y ayudar a introducir nuevos actores en el sector, añadiendo apoyos especiales para la producción de animación, dado que es más caro producir en esta industria.

¿Y por qué plantearse algo así? Porque una serie animada, a diferencia de una serie de acción viva, en caso de funcionar en el mercado internacional, significa ingresos para el país que trascienden las pantallas, por los contratos de merchandising (es decir, los derechos para utilizar personajes y contenidos de la serie en todos los productos imaginables) que se extienden a cada territorio donde la serie es vista.

Parece que la iniciativa aprobada aún debe pasar a la cámara revisora, en este caso la de diputados. Por ello, desde Pixelatl pedimos que nuestros legisladores, si su interés es verdaderamente impulsar la producción nacional, revisen lo que se está haciendo en otros países y planteen una estrategia que impulse verdaderamente nuevas producciones. El beneficio económico para el país puede ser mucho más importante que los ingresos por turismo o remesas, de acuerdo a lo que ha pasado en otras naciones, y es muy necesario en los tiempos económicamente complicados que nos vienen.



Anterior en la bitácora Siguiente en la bitácora



Share Share Share