pixelatl
 

Algunos aprendizajes de Cartoon Connection Quebec

01-11-2016 - José Iñesta | @inestajose

Algunos aprendizajes de Cartoon Connection Quebec

Bitácora | Reseñas

Cartoon es una asociación dedicada a impulsar el desarrollo y producción de contenidos animados en Europa. Tiene varios eventos que sirven para gestar nuevos proyectos: Cartoon Forum dedicado a series animadas, Cartoon Movies dedicado a largometrajes animados, y varios Cartoon Connections (Canadá y Asia) que tienen el objetivo de vincular a los productores europeos con contenidos de otros mercados. Más recientemente, debido a la gran cantidad de contenidos digitales que se están gestando, ya hay también un Cartoon 360, dedicado a proyectos transmedia y el Cartoon Masters que se divide en “Digital”, con proyectos para otras pantallas que no sean TV, y “Springboard”, dedicado jóvenes estudiantes y emprendedores para poder lanzar su primer proyecto animado.

En Pixelatl desde hace varios años hemos seguido a Cartoon como referencia, por estos espacios que crean para conectar talento con recursos y canales de distribución. Este año, gracias al acuerdo de colaboración que tenemos con la Provincia de Quebec y al acuerdo con Cartoon para llevar a los ganadores de Ideatoon e Ideatoon Movies a Cartoon Connection Quebec, participamos en este mercado.

Quizá el aprendizaje más importante que obtuvimos de la visita, tiene que ver con la apuesta seria que ha hecho la Comunidad Económica Europea por el desarrollo de su industria de la animación. Para hacer frente al crecimiento que estaba teniendo la industria americana y japonesa, decidieron agruparse e invertir en capacitación y mercados de producción, para reunir a los actores clave de la industria europea para dar luz verde a proyectos que se pudieran comercializar a nivel internacional.

Su modelo es altamente exitoso, pues conjuga dentro de un evento los diferentes proyectos creativos con los diferentes canales y distribuidores. Esto permite levantar capital semilla para producir proyectos y, además, conectar las pantallas que serán encargadas de co-producirlo y distribuirlo también.

En esta participación, también nos sorprendimos al descubrir cómo en Centroamérica están apoyando al sector audiovisual de una forma coherente y organizada. En el caso de Costa Rica, por ejemplo, existen fondos para desarrollar ideas, para desarrollar proyectos, para producir las propiedades y, finalmente, para distribuirlas. Es decir, hay apoyos gubernamentales para cada etapa del proceso.

Otro aprendizaje que nos llevamos, es sobre la IMPORTANCIA QUE TIENE LA ANIMACIÓN ¡en todos los canales de televisión del mundo! En el caso de Canal +, el 25% de su contenido son series de TV, el 5% series documentales, y el resto se reparte entre series de ficción o shows en vivo. Tienen 25 proyectos animados en producción, (tanto in-house como comprados a otros estudios o en co-producción). En el caso de France Television, tienen 22 series en producción en este momento con estudios franceses y canadienses. Es decir, sólo estas dos televisoras, y a pesar de estar prácticamente en el mismo mercado, ¡tienen más de 40 series animadas en producción! Si se suma lo que está haciendo la CBBC o la BBC Children, que también se encuentra produciendo contenido... Y en México sólo tenemos en producción una serie que está produciendo Netflix… ni siquiera para canales de TV.

A mí me parece muy importante extrapolar cómo funciona la industria en otros países... Más del 25% de la producción de los canales o casas productoras es para hacer animación, mientras que en México, no producimos series ni largometrajes animados...

Lo que es peor: los incentivos que tenemos para el cine (EFICINE, FOPROCINE, FIDECINE, y el estímulo 189) se aplican el 98% a documental o películas de acción viva con un corte “más cultural”, que está comprobado que no son comercializables (porque se ven en festivales de manera gratuita), no son exportables (porque difícilmente consiguen distribución internacional), y no generan industria (pues es más barato y requieren menos empleados por menos tiempo que la animación, además de que tampoco son licenciables ni pueden migrar a otras plataformas como videojuegos, merchandizing, o juguetes). Ahora IMCINE sacó un incentivo para series, pero podemos imaginarnos que el balance seguirá siendo el mismo.

Otro aprendizaje importante: la importancia de encontrar buenos socios comerciales. Hacer animación es como correr un maratón y requiere matrimonios o sociedades de más de 2 años, por lo que hay que saber escoger con quien quieres trabajar y prestar atención a los contratos para asegurarse que todo está definido de forma legal. Por eso es tan importante participar en más de estos eventos: No importa que veas en Canadá a las mismas personas que viste en Pixelatl o Annecy. Es importante convivir, saber en qué proyectos están trabajando, compartir los avances que has tenido, con el fin de sembrar relaciones que en el futuro pueden madurar en sociedades comerciales.

Nosotros como Pixelatl seguimos tejiendo alianzas internacionales para beneficiar al sector. Nuestra labor ya es importante y significativa para las personas que han trabajado con nosotros. Ha representado muchos sacrificios por parte del equipo de Pixelatl, pues no es fácil monetizar las actividades que hacemos y que sabemos que van a beneficiar al sector. Por lo pronto, seguiremos tratando de construir casos de éxito, para motivar a los creativos y para demostrar a inversionistas y (por increíble que parezca) también a nuestro gobierno sobre el valor que significa apostarle en serio al sector audiovisual.


* La imagen que encabeza este artículo fue tomada de la página de Cartoon Connection


Anterior en la bitácora Siguiente en la bitácora



Share Share Share