pixelatl
 

Por qué quedarse en casa

17-03-2020 - Staff Pixelatl

Por qué quedarse en casa

| Bitácora | Comunidad |


No es la primera contingencia que vivimos en México. Pero esta tiene algo diferente: se trata de una pandemia mundial que está paralizando el mundo como ninguna la había hecho, y las consecuencias económicas seguirán sintiéndose muchos meses después de que haya culminado el pico del proceso.

Todos tenemos población vulnerable más o menos cerca: no sólo mayores de 60 años, sino personas con diabetes, o hipertensos, o fumadores. O, aunque no la tengamos, nuestros compañeros de trabajo y amigos cercanos seguramente la tienen.

No se puede minimizar lo que está sucediendo en el mundo. El problema no es la tasa de mortalidad (que al parecer muchas otras enfermedades tienen mayores tasas), sino la tasa de contagio. Porque los síntomas tardan varios días en aparecer en personas contagiadas, que pueden estar contagiando durante seis, diez, doce o hasta catorce días antes de que aparezcan los primeros síntomas. Peor aún: hay portadores asintomáticos que nunca se van a enfermar, pero que pueden estar contagiando a muchos con los que se encuentran: personas más vulnerables, o con gente cercana mucho más vulnerable.

Es un asunto de humanidad. De pensar más allá de ti y tus cercanos. De hacer algo por cuidar incluso a esos otros que no conoces y nunca vas a conocer -familiares de conocidos, por ejemplo- que pueden correr más peligro con este nuevo virus.

Con el tiempo, es muy probable que la gran mayoría terminaremos contagiados del virus. Se trata de que la curva de la epidemia sea mucho más espaciada para que no desborde los sistemas de salud (como pasó en Italia y está pasando en España), y para dar más tiempo para encontrar tratamientos más eficaces, de modo que las víctimas fatales sean las menos posibles.

Por eso hay que quedarse en casa.

Sabemos que para muchos de nosotros el impacto económico va a ser fuerte, y en algunos casos catastróficos. Una vez más: es tiempo de pensar los otros. Sólo unidos vamos a poder reponernos también a dicho impacto. Necesitamos empezar a pensar no como individuos, sino como comunidad. Pues para verdaderamente restaurar la economía, debemos implicar a toda la sociedad. Una vez más: no pensar sólo en mí, sino pensar en los otros, en todos.

Y precisamente por eso, pensando como comunidad, el primer paso es proteger a los más vulnerables, aunque el impacto económico sea mayor. Quedarnos en casa. Y ya estando ahí, reflexionar soluciones compartidas. Que somos hijos de la #MismaTierra.



Anterior en la bitácora Siguiente en la bitácora



Share Share Share